3 Tips Para Empoderar A Una Mujer

Coro de niños conservatorio superior Seis roles para no trabajar en 10 minutos

En la filosofía de Leibniz (1646-171 este problema era examinado a través del prisma de así llamados "pequeño ", "imperceptible ". Conforme a sus miradas es difícil explicar el surgimiento de las representaciones conscientes y las ideas, si no permitir la existencia de algo de tal que no es caracterizado por la propiedad de la conciencia, pero dormita con todo eso en el alma humana. El modo del razonamiento de la necesidad del reconocimiento inconsciente y la argumentación, a que llega Leibniz y Freud, son idénticos en muchos aspectos. Así, si Leibniz indica a la infracción del enlace entre los procesos de la percepción en caso del no reconocimiento de los estados, que preceden la conciencia, del alma humana, es análogamente construida la argumentación de Freud. Él sale de lo que la admisión inconsciente es necesario por fuerza de la existencia de tales actas de la conciencia, para que explicación es necesario el reconocimiento de la presencia de otras actas que no son conscientes, pues a los datos de la conciencia hay una multitud de blancos. Solamente en este caso, cuenta él, no se perturba la continuidad mental y hay claro un ser del proceso informativo con sus actas conscientes.

Ádler, modificando la doctrina inicial de la psicoanálisis, ha distinguido en calidad del factor del desarrollo de la persona el sentimiento de inferioridad engendrado, en particular, por los defectos color carne. Si Freud en la explicación de los motivos de la conducta de la persona la atención sobre la revelación de la causa de las acciones de la persona, A.Adler contaba que es necesario saber para esto el objetivo final de sus aspiraciones, "el plan inconsciente vital", con que ayuda él trata de superar la tensión de la vida y la incertidumbre. Conforme a la doctrina de la Ádler, el individuo por los defectos color carne (la imperfección de la naturaleza humana) prueba el sentimiento de inferioridad o. Aspirando superar este sentimiento y realizarse entre otros, él actualiza las potencias creadoras. Ena actualización la Ádler, usando el aparato conceptual de la psicoanálisis, llama la compensación o la supercompensación. La supercompensación es una forma especial social de la reacción al sentimiento de inferioridad. En "el complejo de inferioridad" la Ádler ve la fuente de las neurosas.

Así para algunas doctrinas que han surgido en los límites de la filosofía india antigua, había característico un reconocimiento la existencia "del alma irrazonable", "la vida irrazonable", que pasa así que a la persona se le hacen " los sentimientos". En a la literatura de Upanishad se dice sobre "", que representa la energía vital, que es primeramente inconsciente. La doctrina budista sale también del reconocimiento de la presencia de la vida inconsciente.

Hay una contradicción mientras tanto que cada ser humano es el portador de todas las potencias, puestas en ello, pero no puede realizarlos como resultado de la corta duración de la existencia. La persona no puede evitar estas contradicciones, pero les reacciona por los modos distintos, conforme al carácter y la cultura.

Como resultado de la evolución creadora Z.Freud examina la organización de la vida mental en forma del modelo, que tiene por los componentes las instancias distintas mentales designadas por los términos: Ello (y, Mí (el ego) y además de - (el super-ego).

El carácter específico de la filosofía psicoanalítica es que en la atención se pone solamente el significado psicológico del mundo exterior. Todos otros componentes no son el objeto de la interpretación, no entran en el esqueleto de la doctrina psicoanalítica. Su otro rasgo consiste en lo que el objeto básico de la investigación a Freud se hace la forma específica de la realidad. Es estudiado no simplemente el mundo interior de la persona, y aquella esfera mental, en que límites hay unos procesos esenciales y significativos para la actividad vital humana y los cambios que ejercen la influencia sobre la organización de toda la existencia humana.

Como es conocido, han presentado la argumentación de la necesidad "de la teoría crítica", que se resiste antes a los métodos que existía del conocimiento, que caracteriza por las instalaciones idealistichesko-metafísicas o stsientistsko-positivistas. Esta idea era formulada en el artículo de Horkhaymera "la teoría Tradicional y crítica" (193, en que se sedimentaba el pensamiento que el objeto del conocimiento social debe ser el sistema de las relaciones recíprocas entre la naturaleza y la persona, y no sus estados separados.